BMW Z1 roadster

Publicado por GQuantumm | 2:44 | | 1 comentarios »

El BMW Z1 significo el renacimiento de los icónicos roadster de la marca. Iniciando la nueva era que significaría un resurgimiento prospero para la casa alemana, sobre la cual sus “fans” reconocerían una de las mejores opciones de los 80’s.



Década donde se daban los primeros pasos para retomar el legado de deportivos biplazas y cabrios que se abandonó a finales de los años 50 con la salida del catálogo del BMW 50, que nunca se olvidaría.


Pero el BMW Z1 no se trató de un movimiento improvisado, para lo que se decidió la formación de un departamento especializado denominado BMW Technik AG (conocido internamente como ZT), que se encargo de proyectos especiales como el que comenzó a fraguarse en 1985, con el BMW Z1.


Causando una impresionante sorpresa con su lanzamiento en 1989, desde las interesantes puertas retráctiles que automáticamente quedaban escondidas en la carrocería permitiendo incluso circular con ellas abatidas para mejorar la experiencia de la conducción convertible.


Con un proyecto inicial bastante complejo, se buscaba un deportivo fabricado a mano que por lo tanto exigía un precio elevado y una producción limitada, pero BMW no dudó ni un momento en seguir firme en sus intenciones para desarrollarlo.


La euforia que causo el BMW Z1 fue tal, que hubo quien se temía que con el ritmo de producción de 6 unidades diarias no recibiese su deportivo hasta el año 2000. Se estima que en total la producción del BMW Z1 llegó a las 8.000 unidades, de las cuales cerca de 6.500 se venderían en el mercado de Alemania.
El BMW Z1 fue pionero en varios aspectos, masss allá de sus puertas retráctiles o su chasis monocasco.


Uno de los detalles masss interesantes en pleno boom de los materiales plásticos, fue la conformación de una carrocería de paneles de plástico moldeados utilizando diferentes compuestos y propiedades.


Que proporcionarían resistencia y flexibilidad en función de su labor estructural y de absorción de impactos. Para cambiar todos los paneles, y por lo tanto el color, de la carrocería de un BMW Z1 bastaba una herramienta (destornillador o desarmador) y apenas una hora de trabajo.


En otros puntos críticos como la tapa del motor y el compartimento de la capota se emplearon compuestos de fibra de carbono y fibra de vidrio. La carrocería de plástico exigió desarrollar en colaboración con las empresas químicas de pintura productos apropiados para este material. El BMW Z1 estaba disponible en cuatro colores: verde metalizado, negro metalizado, amarillo y rojo.


La propulsion que se escogió para el BMW Z1 fue un seis cilindros en línea, en posición frontal-central, de 2.494 cc y 168 CV de potencia a 5.800 rpm. El cual se asociaba a una caja de cambios manual de cinco velocidades dirigida a la tracción trasera.


Con suspensión delantera McPherson proveniente del Serie 3, un esquema posterior multibrazo y un reparto de pesos 49/51 entre los ejes, eran los complementos perfectos para aprovechar los 170 CV del seis cilindros en línea con 2.5litros de desplazamiento.


Un auto, que con estas características de propulsión sumadas a su ligero peso de 1,250 kg. prometía el 0 a 100 km/h en menos de 8.0 segundos y una velocidad máxima de 225 km/h, pero masss que las prestaciones , el BMW Z1 destacaba por la diversión que proporcionaba al volante.


Una de las anécdotas interesantes para el BMW Z1, es la comparativa proporcionada por Top Gear donde Jeremy Clarkson demuestra que el auto no era el convertible perfecto para una señorita.

Publicado por:
Narciso Algami

BMW Z1 roadsterSocialTwist Tell-a-Friend

1 comentarios

  1. Unknown // jueves, 18 febrero, 2016  

    No había vuelto a verlo desde los 80.

Publicar un comentario

Nos interesan tus opiniones

BMW. Original design by : Yanku-template | Sponsored by : Tutorial87 / Commentcute / Free Blogger Template